los blogs de Canarias7

Novedades en la categoría Entrada introductoria al blog


"Me interesa el futuro porque es donde voy a pasar el resto de mi vida". Esta cita del siempre ingenioso Woody Allen me hizo reflexionar sobre la importancia de prestar especial atención a los cambios que nos vienen por delante, cada vez de forma mas acelerada y precipitada.


Hace algo más de un año me propuse vincular mi carrera académica (Nutrición Humana y Dietética) con todo lo relacionado con el futuro, con el objeto de que, algún día, mi vida profesional siga estando ligada a estas bases.


Tengo claro que, de todo lo que aprendemos hoy en las aulas con nuestros profesores, serán exclusivamente los principios teóricos los que se mantendrán estables porque la aplicación práctica de estos principios variará bastante en los próximos años. Creo que la alimentación del futuro y la conservación del planeta son los grandes desafíos que tiene que gestionar el ser humano.


En las últimas semanas he estado sumergido en un libro que se adentra en el futuro de una manera bastante precisa y atrevida. Me refiero a "El fin del mundo tal y como lo conocemos", en el que Marta García Aller (@Garcialler), su autora, nos relata su previsión sobre un futuro que parece asemejarse bastante a una película de ciencia ficción, pero que más bien, se trata de una predicción bastante acertada y bien fundamentada sobre lo que se convertirá en una realidad dentro de unos pocos años.


Tras su lectura, me han llamado la atención cinco predicciones sobre el gran cambio que experimentaremos dentro de unos años:


1. El trabajo del futuro será muy diferente, aparecerán nuevas profesiones que hoy desconocemos totalmente. Esta es una realidad que nos ha acompañado desde siempre. Por ejemplo, hace un siglo, tan sólo el 1 % de los empleos que existían han logrado sobrevivir tal cual eran. Por tanto comienza a dejar de tener sentido preguntar a los niños que quieren ser de mayor debido a que las profesiones a las que podrán aspirar aún no existen. Además, un 60 % de las tareas realizadas en una oficina son ya totalmente automatizables, por lo que tendremos que centrarnos en averiguar qué somos capaces de hacer mejor que las máquinas y dejarles a ellas que hagan el resto ya que seremos la última generación más inteligente que las máquinas.


2. El Big Data (manejar gran volumen de información en tiempo récord para la toma de decisiones) será una constante. Mientras que el mundo se electrificó hace un siglo y fue una gran revolución, la "datificación" será la gran revolución del siglo XXI. La creatividad y la capacidad de adaptarse a los entornos cambiantes se convertirán en las habilidades fundamentales para prosperar en un futuro robotizado.


3. La conducción autónoma será una realidad. Dejarán de existir semáforos, volantes e incluso los controles de alcoholemia ya que parece ser que la conducción en el futuro será mucho más segura y eficiente. Los drones serán los dueños del suelo, y no sólo nos llevarán de un lugar a otro, sino que también practicarán labores de rescate en el mar, entregarán mercancías, fumigarán e incluso localizarán incendios. Según relata Marta en su libro, Amazon podría tener dirigibles gigantes sobre las grandes ciudades para proveer a los drones de mercancía, ya que pedir algo desde casa y recibirlo casi de inmediato podría ser la nueva concepción de las tiendas del futuro.


4. Parece ser que en el futuro ni siquiera tendremos que ser nosotros los que decidamos qué comprar. Existirán neveras o despensas inteligentes que a medida que van agotando los productos guardados en su interior, elaborarán una lista de la compra de manera automática y la enviarán directamente al supermercado. Esto es el Internet de las cosas, que no tendrá límites ya que hasta la nevera o la despensa serán herramientas inteligentes.


5. El cibercrimen será una realidad. La actuación criminal tal y como la conocemos hoy en día desaparecerá y evolucionará hacia lo digital. Los ciberataques que vemos en la actualidad tendrán su traslación a un formato doméstico.


conducciónautonomaPEDRO.jpg


Y aunque todas estas previsiones parecen contener un gran nivel de veracidad, me atrevo a decir que a Marta se le ha olvidado un pequeño detalle que sin duda es de suma importancia. La alimentación del futuro. La alimentación seguirá estando presente en el futuro que está por llegar, debido a que los humanos, por naturaleza, somos seres vivos, y como seres vivos, necesitamos continuamente de nutrientes obtenidos de manera exógena a través de los alimentos con el fin de poder realizar nuestras funciones vitales.


Por lo tanto y considerando que parece ser que no será posible dejar de alimentarnos, debemos preguntarnos si la manera en que producimos alimentos, o si los alimentos que producimos hoy día, son realmente los más adecuados a la hora de encarar al futuro. Particularmente creo que la respuesta es no. Estas son cinco consideraciones sobre las cuales creo merece la pena reflexionar:


1. Alrededor de un tercio de la producción de los alimentos destinados al consumo humano se pierde o desperdicia, lo que equivale a aproximadamente 1.300 millones de toneladas al año. Significando esto que la manera en que producimos alimentos sigue sin ser ni eficiente ni sostenible.


2. Un 70 % de la producción agrícola total está destinada al cultivo de piensos para el ganado y no a cultivos para consumo humano.


3. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) asegura que hoy en día existen 925 millones de personas desnutridas en el mundo. Esto da bastante que pensar al fijarnos en que al año se desperdician millones de toneladas en alimentos y que dedicamos más esfuerzos en alimentar al ganado que a las personas en si.


4. En el año 2050 la población mundial superará los 9.000 millones de habitantes, suponiendo un 30 % más que la población actual, con el añadido de un aumento de esperanza y nivel de vida, significando esto que si la población del futuro pretende consumir el mismo número de calorías que consumimos hoy día, se necesitarán otros 27 planetas.


5. En la actualidad se están usando más recursos de los que el propio planeta puede regenerar, esto se traduce en que un 86 % de la población mundial vive actualmente en países que están exigiendo más de lo que sus propios ecosistemas pueden ofrecer. Por tanto y teniendo en cuenta el gran crecimiento poblacional que experimentará el planeta en el futuro, parece que no estamos muy bien encaminados para poder afrontar este reto.


Packaged-food.jpg


En resumen, parece necesario poner la vista en el futuro que está por venir. Se aproximan muchos cambios, y tenemos que desarrollar la capacidad para asimilarlos. Habrá cambios en todos los ámbitos y esferas de nuestra vida, sin embargo el mundo de la alimentación requiere especial atención. Este blog quiere contribuir a reflexionar e inspirar sobre lo que nos deparará los años venideros en todo lo relacionado con el futuro y la alimentación.


Puedes seguir también toda mi actividad a través de mi blog personal www.futureandfood.com

| | Comentarios (0)