los blogs de Canarias7

« Transición ecológica |Inicio| Yo me quedo »

El lobo. Tótem y tabú




reducido.jpg
Buscaba la calle la Victoria, cerca de la Puerta del Sol. Es una vía pequeña, repleta de restaurantes, bodegas, hoteles. Nadie diría que en uno de esos edificios se encontrara también el Gabinete de Historia Natural.

Pues si, allí en medio de lugares que ofrecen cervezas, pulpos y todo tipo de gastronomía, está ese espacio creado con mucho entusiasmo por Luis Miguel Domínguez, un conocido naturalista, que brega entre otras muchas cosas, para conseguir la protección del lobo ibérico. Una campaña, denominada lobo Marley, ha conseguido 200.000 firmas para llevar a la Comisión Europea la necesidad de declararlo patrimonio nacional, como otras muchas especies en peligro de extinción.

Pero lo que nos congregó allí no fue esta campaña, sino la presentación de un libro también dedicado a ese bello animal. Se trata de El lobo. Tótem y tabú,  una pequeña parte de la tesis doctoral, en la que se metió durante siete años Francisco Almarcha, un profe que en su día conocí en Villena, doctor en Antropología Social y Cultural, Filólogo y observador de aves, que no es incompatible. Pero sobre todo, para mi , es el chico de mi directora favorita, Mª Ángeles Corrella, una mujer también comprometida con las letras, con la educación y con la vida.

Debo reconocer que no pensaba que un tema como el de los lobos pudiera dar tanto de si, pero me equivoqué. Se hizo corto el tiempo dedicado a poner encima de la mesa las numerosas variantes que tiene este animal. Ese animal con el que tantas veces nos han asustado, que da nombre a un determinado turrón y sobre todo, relacionado permanentemente con las ovejas.

La investigación de Paco, junto a todo el trabajo de buceo en la documentación de este animal a lo largo de la historia y en las distintas culturas, le supuso muchos viajes a la Sierra de la Culebra. Este espacio natural, situado en la provincia de Zamora es una de las zonas donde se encuentra la mayor concentración de lobos de toda España y probablemente de Europa.

Allí, junto a la observación desde la lejanía de estos animales, pudo profundizar en los nuevos significados asociados con el lobo y además cómo estos contrastan de manera patente con la visión tradicional que hemos tenido del animal. 

Este libro puede ayudar, sin duda, a comprender mejor las distintas facetas del lobo, como animal mítico, tótem. Pero sobre todo, a descubrir más del ser humano, de cómo se relaciona con la naturaleza. Paco dice que en nuestra relación con el lobo nos representamos personal y socialmente. 

Así que, tan contenta que salí con mi libro, recordando cómo una vez en un parque francés hace muchos años, los ojos de un cachorro de lobo se me clavaron en mi retina y su fuerza me ha acompañado en algunos momentos. La naturaleza nos aporta tantos elementos que este libro y cómo Paco lo presentó, es una invitación a cuidarla, a entenderla y sobre todo, a respetarla.


Paco y la presentacion, reducido.jpgLas fotos son de Mª Angeles Corrella, mi dire favorita




























| | Comentarios (0)

Escribir un comentario