los blogs de Canarias7

Archivos Enero 2019




reducido.jpg
Buscaba la calle la Victoria, cerca de la Puerta del Sol. Es una vía pequeña, repleta de restaurantes, bodegas, hoteles. Nadie diría que en uno de esos edificios se encontrara también el Gabinete de Historia Natural.

Pues si, allí en medio de lugares que ofrecen cervezas, pulpos y todo tipo de gastronomía, está ese espacio creado con mucho entusiasmo por Luis Miguel Domínguez, un conocido naturalista, que brega entre otras muchas cosas, para conseguir la protección del lobo ibérico. Una campaña, denominada lobo Marley, ha conseguido 200.000 firmas para llevar a la Comisión Europea la necesidad de declararlo patrimonio nacional, como otras muchas especies en peligro de extinción.

Pero lo que nos congregó allí no fue esta campaña, sino la presentación de un libro también dedicado a ese bello animal. Se trata de El lobo. Tótem y tabú,  una pequeña parte de la tesis doctoral, en la que se metió durante siete años Francisco Almarcha, un profe que en su día conocí en Villena, doctor en Antropología Social y Cultural, Filólogo y observador de aves, que no es incompatible. Pero sobre todo, para mi , es el chico de mi directora favorita, Mª Ángeles Corrella, una mujer también comprometida con las letras, con la educación y con la vida.

Debo reconocer que no pensaba que un tema como el de los lobos pudiera dar tanto de si, pero me equivoqué. Se hizo corto el tiempo dedicado a poner encima de la mesa las numerosas variantes que tiene este animal. Ese animal con el que tantas veces nos han asustado, que da nombre a un determinado turrón y sobre todo, relacionado permanentemente con las ovejas.

La investigación de Paco, junto a todo el trabajo de buceo en la documentación de este animal a lo largo de la historia y en las distintas culturas, le supuso muchos viajes a la Sierra de la Culebra. Este espacio natural, situado en la provincia de Zamora es una de las zonas donde se encuentra la mayor concentración de lobos de toda España y probablemente de Europa.

Allí, junto a la observación desde la lejanía de estos animales, pudo profundizar en los nuevos significados asociados con el lobo y además cómo estos contrastan de manera patente con la visión tradicional que hemos tenido del animal. 

Este libro puede ayudar, sin duda, a comprender mejor las distintas facetas del lobo, como animal mítico, tótem. Pero sobre todo, a descubrir más del ser humano, de cómo se relaciona con la naturaleza. Paco dice que en nuestra relación con el lobo nos representamos personal y socialmente. 

Así que, tan contenta que salí con mi libro, recordando cómo una vez en un parque francés hace muchos años, los ojos de un cachorro de lobo se me clavaron en mi retina y su fuerza me ha acompañado en algunos momentos. La naturaleza nos aporta tantos elementos que este libro y cómo Paco lo presentó, es una invitación a cuidarla, a entenderla y sobre todo, a respetarla.


Paco y la presentacion, reducido.jpgLas fotos son de Mª Angeles Corrella, mi dire favorita




























| | Comentarios (0)


con la francesa reducido.jpg
A menudo tengo que acudir a congresos, reuniones, simposio, jornadas. Y reconozco que algunas de ellas, a priori me molan poco. Son muchos años participando en eventos de este tipo. A veces, en algunos de ellos me pregunto nada más empezar: ¿qué hace una chica como tu en un sitio como éste? Eso si, en todos ellos intento sacar algo de provecho, que diría mi abuelo. 

Esta semana tenía prevista en mi agenda una jornada sobre Transición Ecológica. En el programa figuraban personas de reconocimiento internacional en este tema que acompañaban a la anfitriona, la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El cambio de lugar por la afluencia de personas interesadas y hasta las colas para entrar al magnífico Paraninfo de la Universidad Complutense en la calle de San Bernardo, mostraba el interés por un tema que interesa cada vez más en numerosos sectores, de ahí la muestra  de personas que representábamos diferentes sectores, ámbitos y responsabilidades.

La primera mesa me enganchó. Me reconocía en las palabras de la diplomática Francesa, artífice del Acuerdo de París, Laurence Tubiana, cuando afirmaba una y otra vez que la justicia social tiene que ser la condición fundamental del cambio climático. Que la igualdad de oportunidades está en la base de los objetivos de desarrollo sostenible. Y la importancia de perder el miedo a la hora de abordar cambios y problemas .


Y eso lo debemos liderar desde Europa. Jeffrey D.Sachs, el director ejecutivo de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, clarito y convencido de que la Comisión Europea tiene que marcar un plan concreto y específico, no tener un proyecto.


El cómo se debe hacer este cambio climático estuvo presente en todas las mesas posteriores, incluida la intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez que reconoció las reticencias a los cambios, pero la necesidad de afrontarlo al tiempo que anunciaba una importante partida presupuestaria para los próximos años.


Sin embargo, para mi ha sido una especie de balón de oxigeno. Durante unas cuántas horas se pusieron encima de las diferentes mesas los temas que seguramente marcará la agenda política de las próximas décadas, aunque no se quiera. Y se hizo con mucho conocimiento, rigor, respeto, preocupación y propuestas.  Las mesas, compuesta mayoritariamente por mujeres con grandes responsabilidades, como  Helen Clark, la que fuera primera ministra neozelandesa o Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030, acogían los grandes desafíos que tiene actualmente el planeta aportando argumentos con un tono seguro y sosegado, que sinceramente en estos momentos, se agradece.

Cuando llegué a casa, despues de andar un rato por la fría noche madrileña con una grata sensación, comenté con mi primo Miguel el buen sabor de boca que traía y coincidimos en que hay muchas cosas chulas que se están haciendo y que no tienen eco ni en los medios y a veces tampoco en las redes. Y decidí que voy a aprovechar este blog para seguir enumerando y compartiendo las muchas cosas que se están haciendo sin que sean noticia.

Además es una manera de hacer frente a la negrura en la que nos quieren meter. Así es que, junto a mesas interesantes, tuve la ocasión de compartir un rato con algunas de las ponentes, entre ellas, las ministras Ribera, Calviño y Montero. A esta última porque la necesitamos para seguir avanzando en el desarrollo de las empresa de inserción. Pero será para otra entrada.
Hoy me sumo a quienes queremos seguir construyendo la justicia social, sin miedo a los cambios necesarios, o gestionándolos, para que este planeta lo hereden las futuras generaciones en mejores condiciones.


Con Montero reducido.jpg































































































| | Comentarios (0)

morgan-7-1_4471026_20190106204533.png
Acabaron las fiestas. Atrás han quedado las reuniones familiares, las bandejas de dulces propios de la navidad y las cenas de empresa. Ahora vamos a ver cómo funciona la dieta mediterránea combinadas con los zumos e infusiones de détox.

Pero no, no será la gastronomía el objetivo de esta entrada. Se ha generado un ambiente en el último mes en este país, que invita a tomar dosis considerables de tila, antes de enfriar bien la cabeza. Enfriar la cabeza y el corazón para establecer estrategias eficaces, capaces de acabar con esta ola de mal rollo, que nos llega por tierra, mar y aire.

Hasta las tradiciones más sanas de este país se han puesto en entredicho. Al menos en la Navidad, se daba una tregua a toda lucha para sacar lo mejor de cada persona y posibilitar unas fiestas en paz. En mi caso, además porque no tengo cuñados en mi familia y puedo permitirme compartirlas con quienes realmente quiero y me apetece.

Pero no, estas navidades han sido diferentes. Se nos atragantaban las uvas al pensar en el convulso año que nos espera. Un ambiente enrarecido se ha ido apoderando en una buena parte de la ciudadanía, sobre todo de las mujeres.

Parecía que tras la movida que llevamos a cabo el 8 de marzo había cosas, conquistas que estaban asentadas, asumidas por la mayoría. Sin duda, el patriarcado iba a sacar su patita de nuevo para intentar mantener sus privilegios, pero sinceramente no pensé que fuera el cuerpo entero, ni siquiera que lo hiciera utilizando el sufragio popular. Y menos, que se convertiera en llave de un gobierno, dícese que del cambio.

Muchas veces me he preguntado estos días, qué tecla emocional ha movido a gran parte de esas cuatrocientas mil personas para confiar en ese partido, que sin creer en las autonomías, se presenta a ella y cuyos líderes destacan por las incongruencias en su vida tanto personal como profesional.

No quiero entrar en un debate acalorado de los muchos que se han dado en estos días, ni pretendo hacer campaña contra ese partido, al que prefiero no nombrar, ya que son de los que piensan que mejor que hablen de ellos, aunque sea mal.

Lo único que me interesa es conocer los porqués. Qué les ha movido a creer que estos señores van a proporcionar al pueblo andaluz una mejor vida. Qué les ha convencido de ese discurso contra los extranjeros, cuando seguramente sus casas las limpian mujeres latinas. Cómo han podido distraer a tanta gente diciendo que quienes vienen a quitar el trabajo en los invernaderos a nuestros hijos e hijas, son los inmigrantes y no los fondos buitres. Saber si de verdad creen que las cifras de las mujeres, que un día si y otro también, caen asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas son las mismas que los hombres muertos con causas parecidas.

Quiero entender, si. Porque me parece que solamente entendiendo, seremos capaces de establecer las estrategias necesarias para hacer frente a tanta demagogia. Quiero saber hasta dónde se puede llegar, cuándo el hartazgo por la gestión política llega al hastío. Quiero analizar las formas que han utilizado para calentar los corazones de gente que vibra con banderas y expresiones que rallan el odio, aunque sean fervientes católicos.
Quiero comprender ese uso que hacen de las redes sociales, que utilizan como altavoces de sus mensajes y que han sido capaces de convertirlos en el centro del debate.
Quiero creer que seremos capaces de hacer frente a este desafío, que no ha conseguido frenar ningún cordón sanitario entre partidos, como en otros países europeos, porque los nuestros son capaces de todo, por el llamado cambio.

Sin embargo, creo profundamente que no es solo en la calle donde se debe jugar este importante partido. La calle ha permitido movilizaciones de apoyo a grandes causas, manifestaciones que han posibilitado liderar diferentes luchas, pero estas protestas deben ir acompañadas de gestión, de propuestas que den respuestas a las necesidades de la ciudadanía. A esas familias que no llegan a fin de mes. Que mejore las condiciones laborales de la gran mayoría de la clase trabajadora. Que seamos capaces de empatizar con la gente que viene de fuera, porque nuestros hijos e hijas tambien han tenido que salir a buscarse la vida. Y sobre todo, sobre todo defender la santa igualdad. Que no nos usen como excusa, como moneda de cambio de intereses ocultos, intereses económicos.Y ahora también hasta bélicos, tras las nuevas propuestas de convertir Canarias en base militar.

Me preocupa la falta de respuesta común de los partidos políticos de izquierda ante esta amenaza, porque la derecha, a pesar de los cantos de sirenas en que nos tienen entretenidas estos últimos días, han llegado a acuerdos, algunos de los cuales problablemente jamás sabremos.

El movimiento feminista se está organizando para recordar que no estamos dispuestas a dar un paso atrás. Es más, seguiremos exigiendo la aplicación del Pacto de Estado contra la violencia machista y el desarrollo de las políticas de igualdad.

Mientras tanto, y como para darnos terriblemente la razón, se multiplican las manadas de enérgumenos que se jactan de violar a las mujeres, mientras graban sus fechorías convirtiéndose en asquerosos protagonistas. Las nuevas tecnologías, maravillosas para muchas cosas, son escenarios para quienes probablemente no son capaces de ser famosos por sus capacidades artísticas, humanistas, deportivas sino por ser seres repugnantes.

Estoy segura que hay muchas cosas importantes y bonitas que están pasando en el mundo, pero desde luego, las noticias estos días son para hacer provisiones de sales minerales que permitan digerir tanta noticia triste. Y también argumentos tan peregrinos que parecen venidos de otros planetas.




Mani.jpgP.D. Cojo prestada la viñeta de mi compañero en Canarias 7, el genial Morgan

| | Comentarios (0)

Categorías

Blogs de Canarias7

Bardinia

Bitácora de Morera

Casandra y Apolo

Ciclotimias

El Futuro y la Alimentación

Retrografías

Soñando con Gattaca

Ventana verde