los blogs de Canarias7

Archivos Mayo 2018

cartel reducido.jpg

Estamos en plena convulsión política, difícil no sentirse huérfana ante tanto desatino. Sin embargo, hay quienes no podemos dejar de pensar que otro mundo es posible, que otra política es posible, que otra realidad es posible porque sino, se nos hace imposible la vida.

Para ello, tenemos que acudir a estrategias varias y diversas. En algunos momentos, incluso aferrarnos al milagro.

Yo, en esta ocasión, hoy, me quiero mirar en Juan, un chaval que irá el próximo curso al Instituto, que ha estado detrás de una movilización juvenil para conseguir un centro de ocio educativo en su ciudad de Villena. Y lo quiero hacer porque me encanta:

- Escuchar de su voz entusiasmada cómo explica el proceso participativo iniciado tras la constitución del Foro Económico y Social de la ciudad en el que participa.
- Entender el funcionamiento del grupo motor, del que forma parte y que ha decidido los criterios de participación en los presupuestos participativos que por primera vez se han votado en Villena.
- Valorar la necesidad de ponerse de acuerdo en presentar una sola propuesta que aglutinara todo el sentir de los jóvenes desde el grupo de corresponsables del espacio juvenil. Conocer qué es lo que quieren con ese necesario espacio para que los chicos y chicas democráticamente organicen su ocio.
- Comprobar la campaña de sensibilización que han hecho en medios de comunicación, redes sociales, institutos, asociaciones.
- Celebrar que esa iniciativa, enmarcada en al apartado de actividades ha sido elegida en primer lugar con el triple de votos más que la segunda. Y que en septiembre la van a poner en marcha.
- Escuchar de una voz, que todavía se está modulando, tanto entusiasmo, tanto cuidado en el lenguaje de género, tanta inteligencia práctica, me da motivos de esperanza.

Son las razones por las que merece la pena seguir bregando, acudiendo a instituciones públicas ahogadas en procedimientos administrativos y burocráticos, confrontando a una clase política ombligüista en su conjunto, con algunas excepciones porque más tarde que temprano estas nuevas generaciones llegarán defendiendo el bien común. Esa esperanza me sostiene hoy.

https://www.facebook.com/cris.on.56/videos/10214083019583155/

| | Comentarios (0)


Hace años, Carlos Mejías Godoy y los de Palacagüina, hicieron popular esta canción dedicada al pequeño país centroamericano. 

Nicaragua se convirtió, antes de llegar a los años ochenta del ya pasado siglo, en el centro del mundo. Lo hizo gracias a la lucha de un pueblo que desafió a la tradicional familia Somoza, apoyada por EEUU, e hizo historia ganando una revolución que llenó de esperanza al continente latinoamericano y a buena parte del mundo.

Aquella revolución, a frente de la cual estaba el Frente Sandinista, generó un potente movimiento posterior que aglutinó a numerosas personalidades e hicieron frente a un proceso de reconstrucción nacional con el que mucha gente simpatizamos. 

Gente cercana, recuerdo a Angel Arznaiz un dominico comprometido y sensible, se embarcó en la aventura de solidaridad con Nicaragua, sumándose así a la gran cantidad de gente que apostó por aquel primer gobierno de concentración. 

Hace poco hemos tenido en España a Sergio Ramírez (Premio Cervantes) que fue vicepresidente del gobierno con Daniel Ortega y que dedicó el premio a quienes acababan de morir asesinados por las fuerzas del orden.

Ernesto Cardenal, salió de su Comunidad de Solentiname para ejercer de ministro de Cultura y su hermano Fernando ostentó la cartera de Interior. La Teología de la Liberación se estaba haciendo carne entre cafetales, cooperativas, procesos de alfabetización, no sin regañinas del Papa a quienes estaban asumiendo tareas de gobierno.

La evolución de este cambio tan importante en el país y en la zona se ha tropezado con la obsesión de algunos dirigentes por perpetuarse en el poder. Y, de nuevo, las calles de Managua y las principales ciudades de Nicaragua han acogido las protestas que los cuerpos y fuerzas del Estado reprimen con balas. Los resultados son decenas de muertos, sobre todo jóvenes. 

La familia Ortega, compuesta por Daniel y su esposa, Rosario Murillo, sigue los pasos del anterior clan Somoza, acusados de estar al frente de una dictadura. Es como una maldición o como dice mi amiga Susana la constatación de que la alegría dura poco en la casa del pobre. De todas formas, parece que de nuevo está a punto de caer esta nueva dictadura y Ernesto Cardenal, a sus noventa y tres años, ha vuelto a salir en defensa de su Nicaragua, nicaragüita diciendo:

Ahora, como hace 40 años, Nicaragua ha vuelto a ser noticia mundial. "Durante muchos años yo había estado teniendo una oración tomada de uno de los 'Salmos': Señor, haz que volvamos a ser lo que fuimos. ¡Y he sido oído!", aseveró.

Siempre me he sentido muy cerca de América Latina, de su cultura, de su gente, de su Teología de la Liberación. Me uno al deseo de otro comprometido con esta lucha, Pedro Casaldáliga que en aquel momento escribió y compartí, ganándome también algún tirón de orejas, este poema:

Guerrillera, bordada de ternura,

flor de liberación, abanderada,

sacramento-guerrilla de la América Nueva, Nicaragua


| | Comentarios (0)


Estamos en primavera, al menos eso dice el calendario. Otra cosa es lo que aparece en los termómetros y cómo vivimos esta estación que, según dice el refranero popular, la sangre altera.

Si de algo se caracteriza este tiempo, es por su enorme colorido: de Córdoba a Girona pasando por Santa Brigida o el río Jarama, nos encontramos con una explosión de tonalidades que alegran la vista y la vida.

Los colores se han convertido en una herramienta de carácter profundamente reivindicativo. Estos días, el equipo de profesionales de Rtve, ha decidido aparecer ante las cámaras vestidos de negro para manifestar su oposición a la manipulación manifiesta en el ente público. Es un gesto que repetirán cada viernes hasta conseguir el cambio que han planteado.

Esta semana también ha tomado la calle la marea verde, colectivo que históricamente se ha manifestado para pedir una educación pública de calidad y en contra de los repetidos recortes producidos en los últimos años, que han afectado tanto al profesorado como al alumnado.

La alfombra roja del Festival Internacional de cine de Cannes ha sido protagonista de un gesto reivindicativo por parte de las mujeres del cine. Ochenta y dos de entre ellas, representando a todos los estamentos, fueron llegando del brazo y se colocaron de espaldas a los fotógrafos, en un posado inédito y profundamente simbólico, para sumarse al movimiento internacional que pide la igualdad de oportunidades.

Y de nuevo esta semana, el movimiento feminista identificado con el color lila, vuelve a las calles el día 16 de marzo para reivindicar que se incluyan en los presupuestos generales del estado que se están negociando, los doscientos millones acordados en el Pacto de Estado contra la violencia machista.

El lazo amarillo se ha convertido en la protesta de mucha gente que considera que la cárcel no es el lugar donde se resuelven las contiendas políticas, sino que la negociación hasta el agotamiento, es la obligación incluida en el sueldo de nuestra clase gobernante.

Sin ninguna duda, la primavera llega en un ambiente alterado por la sentencia de la manada, la situación en Cataluña, las estrategias políticas mirando las encuestas, las personas mayores firmes en sus reivindicaciones, las distintas mareas...

Los aires que muestran la necesidad de un cambio de ciclo parecen imparables y el eslogan, tantas veces repetido de que la revolución será feminista o no será, va cogiendo más fuerza. Y el movimiento debe ser colorista, esperanzado, presidido por un arco iris de confianza en que las causas justas vencerán con el tiempo, porque el engaño de quienes consideran que unos pocos tienen la fuerza sobre el conjunto, no puede durar eternamente.

Está claro que no es posible cambiar de canal porque hasta en Eurovisión ganan canciones con un marcado carácter reivindicativo, incluso cuando el origen de la ganadora es un país poco dado al respeto de las minorías. Pero ahí está.


jarama. 50x50.jpg


| | Comentarios (0)


foto mani.jpg

Ese es el sentimiento que ayer volvió a movilizar a miles de mujeres y bastantes hombres, en la manifestación que recorrió las calles de Madrid en protesta por la ya famosa sentencia de la Manada.

Y no era para menos, los medios de comunicación y las redes sociales con sus noticias, no paraban de invitarnos a la rebeldía: era bofetada tras bofetada. Las mujeres volvíamos a ser víctimas de un patriarcado que está sufriendo fuertes coletazos y como tal se revuelve: a golpes.

Golpe del Ministro de Justicia que esta semana no gana para broncas: anuncio de que la comisión que va a estudiar los delitos sexuales iba a estar compuesta por veinte hombres, ninguna mujer, incumpliendo claramente la Ley de Igualdad.

Golpe con nuevas mujeres asesinadas: En Toledo, tiroteada en plena calle delante de su hijo, en Zamora, encuentran el cadáver de una chica que había salido a pasear por la tarde, como siempre. Un violador la mató porque se resistió, como pide el Código Penal que hagamos, para reconocer que es abuso, no violación.

Golpe saliendo los datos de la mujer víctima de los Sanfermines en plataformas Forocoches y Burbuja.info volviendo a poner en peligro la integridad de esta mujer y con ella a todas.

Todos estos golpes, unidos a los miles de testimonios que han salido a la luz durante estos días tras la campaña Cuéntalo, que propuso la periodista Cristina Fallarás, ha puesto de manifiesto que se ha terminado el silencio, se ha terminado la impunidad de ciertos comportamientos instalados casi de manera natural en nuestra sociedad, se ha terminado el miedo a salir a la calle, se ha terminado considerar a los distintos estamentos de la justicia dioses en la tierra, se han terminado los partidos políticos que consideren la igualdad de oportunidades como una marca, se ha terminado hasta la entrega del Premio Nobel de Literatura de este año por la denuncia de abusos sexuales.

Está claro que no han terminado los golpes, van a seguir durante un tiempo, como todos los regímenes totalitarios. Tenemos que estar preparadas, pero no será por mucho tiempo. La asistencia masiva ayer de muchas chicas y chicos jóvenes, con mejores gargantas que las que llevamos muchos años tras las pancartas, así lo ponía de manifiesto.

Hartas, ya de estar hartas, nos cansamos

mujeres mani.jpg

Fotos: Silvia Cuevas Morales.

| | Comentarios (0)

Categorías