los blogs de Canarias7

« El fotógrafo |Inicio| Mediterráneo da capo »

Los pasos lejanos

Solo conocía la sombra de los pasos. Llevaba diez años sin salir de su casa. Se sentaba delante de la puerta y veía la sombra veloz de quienes pasaban junto a ella. Poco a poco fue reconociendo a cada uno de aquellos vecinos, y su oído también era capaz de saber quiénes eran por el sonido de sus pasos desde que empezaban a caminar al principio del pasillo. Había unas oficinas y cada día llegaba alguien nuevo, pero a los empleados de esa Notaría y a los inquilinos de los otros tres pisos de su planta los tenía totalmente controlados. Ella tenía cincuenta años y había decidido encerrarse desde los cuarenta. Le traían la compra y ella misma se cortaba el pelo y limpiaba su casa. No había precisado de cuidados médicos en todo ese tiempo. Uno de los que pasaba todos los días había sido su primer novio cuando tenía dieciséis años. Nunca se fijó en la sombra de sus pasos ni en el sonido de sus pisadas cuando pasearon juntos por las calles de la ciudad en la que se dieron los primeros besos. Él tampoco sabe que aquel gran amor de juventud reconoce cada día la sombra de sus pasos cansados. Vive solo y sueña con encontrar un amor como aquel de los dieciséis años.

| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete