los blogs de Canarias7

« El óxido de las palabras |Inicio| El mirlo y el árbol »

Budas

Había una mujer mirando Budas en un escaparate. En ese mismo local había una funeraria hasta hace unas semanas. Nadie se detenía a ver los ataúdes. Esa mujer sonreía como los Budas de Oriente, y luego siguió caminando por la calle, mirando todo con ojos nuevos. Incluso el mundo le parecía perfecto.

| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete