los blogs de Canarias7

« Los billetes y las sombras |Inicio| Los suelos »

La trituradora

De vez en cuando se sacaba fotografías que imprimía y que luego colocaba en la trituradora de papel para observar cómo su cara se iba desfigurando antes de desaparecer para siempre. Así moría un rato cada día y mataba a su ego entre pequeños trozos de papel en los que no se reconocía ni el brillo de sus ojos, ni ese gesto desafiante con el que a veces miraba a los espejos pensando que era eterno.

| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete