los blogs de Canarias7

« El cuerpo que se ama |Inicio| La ropa sucia »

La tarta

Jamás se lo perdonó. Ella tiene ahora cincuenta años y él ochenta y seis. No se lo dijo, pero desde aquel día le miró con ojos rencorosos. Él trataba de ser cariñoso todo el tiempo, pero nunca conseguía sacarle una sonrisa. Tampoco lo besaba. Ella tenía seis años y él cuarenta y dos. Había comprado la tarta el día anterior y esa noche salió de farra con sus amigos a celebrar una sonada victoria del equipo de fútbol de la isla. Cuando llegó tenía mucha hambre y levantó el corcho que cubría la tarta. Primero quiso coger solo una guinda, luego pasó el dedo por el merengue y al final se comió la mitad de aquella tarta de cumpleaños. No pudieron conseguir otra al día siguiente. Era domingo y estaba todo cerrado donde vivían. Tuvo que soplar las seis velas colocadas en fila entre los restos que había dejado su padre en la madrugada. Sus primas se burlaron de ella todos los años siguientes y no quiso volver a celebrar ningún cumpleaños. Hoy se lo está echando en cara a su padre, pero él sonríe y la confunde con su madre. Su madre murió hace nueve años. Él le dice todo el rato que se quiere casar con ella y que le gustaría tener muchas hijas con ojos alegres.

| | Comentarios (1)

1 comentarios

1

Un pèsimo relato.

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete