los blogs de Canarias7

« El peine |Inicio| El abrazo »

La tirita

La niña le curó la herida con una tirita. Ella había escuchado que estaba mal y le preguntó que dónde le dolía. Él le respondió, por decirle algo, que en el dedo,y ella entonces sacó una tirita amarilla con el dibujo de un miniums y se lo puso justo donde él le había dicho que le estaba doliendo. Ahora se mira el dedo todo el tiempo y se olvida de aquella tristeza imbécil (como casi todas las tristezas) que le había tenido aliquebrado y quejumbroso todo el día.

| | Comentarios (1)

1 comentarios

1

Es una lástima que no practiquemos a diario este tipo de curas tan eficaces.
Es paradójico, pero nos gusta emponzoñar las heridas.
Saludos cordiales.

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete