los blogs de Canarias7

« Los rascacielos |Inicio| El papel y lo abstracto »

La piedra

Aquel hombre salía de su casa y caminaba por la calle contando cada uno de los adoquines que se iba tropezando. Llevaba haciendo eso desde hacía cuarenta años, siguiendo el mismo recorrido, con lluvia y con sol. Tenía la suerte de que donde vivía nunca nevaba. Hoy ha vuelto sobre sus pasos. Faltaba un adoquín. Contó de nuevo y comprobó que no estaba. Había seiscientos sesenta y dos piedras perfectamente colocadas, y no seiscientas sesenta y tres. Él salía a caminar a las seis de la mañana para tener tiempo de contar sin prisas. No encontraba ningún hueco. Todo estaba igual que siempre, pero faltaba un dígito en su cuenta. Se sentó en el suelo y se volvió piedra para cuadrar la cuenta. Algunos le echan dinero cuando lo ven quieto.

| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete