los blogs de Canarias7

« El arqueólogo |Inicio| Pantallas y fantasmas »

El personaje

Se iba parando de vez en cuando. Regresaba a su casa y alguien había dejado por todo el trayecto páginas de un libro que él iba leyendo poco a poco. Contaba su vida. Habían narrado su existencia y la habían publicado en un libro que ahora aparecía deshojado por donde transitaba a diario. Se reconoció personaje. No era la persona que creía que era sino solo aquella que alguien contó en una novela que estaba desperdigada por la calle. La gente pasaba a su lado como si no existiera. Solo quien leyó alguna de aquellas páginas lo llegó a ver en su mente como mismo se veía él cuando se iba reconociendo en las palabras.

| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete