los blogs de Canarias7

« Gonzalo Celorio |Inicio| El café amargo »

El coleccionista

Coleccionaba de todo. Sufría una especie de mal de Diógenes desde que era niño. Pasó de las cosas materiales a los amores o los amigos. Iba sumando y guardando al fondo del cajón o de la memoria. Nunca se acercaba a lo que guardaba. Tampoco a los recuerdos de esos amores que fue coleccionando como en su día hizo con los sellos o con las conchas de la playa. No se preguntaba si era o no era feliz. Realmente no se preguntaba nunca nada. Guardaba y seguía adelante. Había cambiado de casa varias veces para que le cupieran los objetos. También había cambiado de forma de ser y hasta de valores para que la acumulación de afectos no se transformara en una neurosis freudiana. Él también formaba parte de su colección. Era como un juguete olvidado. Creía que jugaba, pero eran su memoria y sus cajones los que le tendían todas las trampas.

| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete