los blogs de Canarias7

« Los puntos cardinales |Inicio| La orfandad »

Retazos

El día te lo puedo alegrar cualquier detalle intrascendente. Yo ya no hago grandes proyectos. Viví siempre soñando en el mañana, y de repente ese mañana me dejó un día a la intemperie. Ni siquiera soy capaz de contar los detalles. Perdí el amor, luego el trabajo, me vi sin dinero, una ciudad lejana, una confianza ciega en mi talento, qué sé yo, si realmente supiera algo no estaría como ahora. Cuando lo vi quise agacharme sobre la marcha, pero pasaba una mujer guapa que no me miró a la ojos. Las mujeres hace tiempo que no me miran cuando voy por la calle. Si no hubiera sido una calle peatonal sí lo hubiera recogido sobre la marcha. Me esperé a unos metros y ahora lo tengo en mi bolsillo, un cigarro casi entero que me fumaré en un banco de la plaza mirando a las palomas y a ese cielo que está igual que cuando tenía toda la vida por delante. Me gusta ver cómo desaparece el humo del cigarro después de cada calada. Nunca tiro las colillas. Cuando no tengo suerte ni dinero me salvan esas colillas que guardo en cualquier bolsillo de la chaqueta. No sé de quién sería ese cigarrillo casi entero que me he encontrado en la calle. Tiene una mancha de carmín. A lo mejor era de una esas mujeres guapas que nunca me miran a los ojos. La mujer con la que estuve algunos años también era guapa, pero no fumaba.


| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete