los blogs de Canarias7

« Bolsas |Inicio| Andrés y Elvira »

Insistencia

Contaba siempre hasta cinco para tener suerte. Lo hacía mentalmente, moviendo sus dedos debajo de la mesa o con disimulo cuando los escondía en la manga del abrigo. Sonreía y hablaba con naturalidad al mismo tiempo que contaba hasta cinco una y otra vez. No recuerda cuándo empezó con esa manía; pero tampoco es capaz de reconocer un solo día de su vida en que haya dejado de nombrar esos cinco dígitos que siempre repite como una salmodia o como esos rezos que balbucean las viejas por las tardes en las iglesias medio vacías de los pueblos olvidados. No le tiene que rendir cuentas a nadie. No ha tenido suerte; pero esa es otra historia que tiene poco que ver con la contumacia de su insistencia.

| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Páginas

  • Carrete