los blogs de Canarias7

Novedades en la categoría Música

70.jpg
Chiquetete en concierto ©DiariodeSevilla


La voz más tímida del flamenco le pertenece a este gran artista que es, y seguirá siendo, Chiquetete. Su arte va más allá de la adicción que padeció (y de la que pudo recuperarse), o ser denunciado por malos tratos. Volveré, volveré porque te quiero hasta tu puerto. Así es, ayer murió la persona y el personaje pero renace el artista y su obra. Florecerán las mejores baladas flamencas que ha dao un gitano, renacerá como el anticristo en el apocalipsis por orden del arte. Arte, el arte que menospreciaron los que no perdonan a quienes cumplen su condena. Como persona será lo que cada cual crea. Juicios y opiniones sobre la persona hay miles, pero no deben afectar al artista. El arte es otra cosa. Debemos, como imperativo categórico, separar la persona del artista. La biografía y el arte deben separarse. Picasso fue un misógino, ¿alguien cuestiona su obra, por ello? Pues, lo mismo estoy haciendo con Chiquetete. Antonio José Cortés Pantoja, Chiquetete para su público, fue y es un monumento para la música bien sentida. Sí, sentida porque Antonio cantaba sintiendo. Después de miles y miles de litros de tinta ácida/ rosa sobre Chiquetete se reconocerá (después de muerto como pasa casi siempre) el arte universal e inmortal de este gran artista. Genio, sensible, tímido, papá de la balada flamenca porque así lo dicen sus hijos: "Volveré", "Tú y yo", "Esta cobardía" o su clarividente canción "Secretos" donde canta «Todos tenemos secretos que no podemos decir// Todos tuvimos un sueño que... no pudimos vivir//Todos tenemos recuerdos que no podemos recordar».

| | Comentarios (0)

Rosalía 40.jpg
Portada del disco " El mal querer" producido por Rosalía y El Guincho.

Rosalía, acabo de ver tu entrevista con Buenafuente y me has convencido. Desde que versionaste aquel poema de San Juan de la Cruz supe que eras algo más que una voz flamenca. Para mí, ya formas parte del olimpo de los dioses del flamenco por tu personalidad y por la originalidad de tu música. El fenómeno, este fenómeno que has formado (con tu carisma y tu arte) me recuerda a la revolución que supuso Lole y Manuel, primero, y después Camarón en el universo flamenco. Eres una genio, y no un producto en manos de unos tipos obesos con ganas de ganar pasta. Diosa que gobierna sobre el olimpo del flamenco contemporáneo. Sos una diosa vestida de chándal y mantón de manila. En tu entrevista con Andreu mencionaste al terremoto más grande que ha pasado por Jerez, Paquera de Jerez, o a la mujer más fuerte que ha pario mare, La Niña de los Peines. Rosalía, ahora, ya eres una leyenda como ellas. El que Almodóvar haya apostado por ti es un hecho histórico. Tan histórico como tu último disco. Cuando termine de escribir este artículo iré a El Corte Inglés a comprarme "El mal querer", un disco revolucionario.

| | Comentarios (0)

Rosalía.jpg
©Ana Sting

El debate sobre si Rosalía ha ofendido a los gitanos esconde un discurso envidioso y atrasado. Hoy por hoy, Rosalía es una artista que ha revolucionado el mercado de la música; además de introducir nuevos y trasgresores elementos en su estilo. Y como todo en España, pasa por el aro de la envidia y el "me siento ofendido por todo"; pues, le tocó a Rosalía esta vez. Insisto, Rosalía es una gran estrella pero no tanto como para compararse con Lola Flores. C. Tangana la comparó con nuestra Lola de España, con nuestra Faraona, pero por ahora no llega ni a escribana egipcia si la comparáramos con Lola. Es una gran artista, Rosalía, pero no deja de ser una niña en manos de unos publicistas y unos productores con ganas de ganar dinero. Yo espero que no se queme mucho como ha pasado con otras estrellas jóvenes. Rosalía es grande, para acabar como juguete roto o como "máquina tragaperras averiada". Estamos hablando de una artista como la copa de un pino o el tronco de un baobabs, que ha llevado el flamenco; su particular flamenco-pop-soul-trap al gran público. Pero, eso no es mérito de la artista sino de los publicistas. El mérito de Rosalía está en la interpretación, la voz, el quejío de la señorita. No se me puede olvidar, ese tema del maestro San Juan de la Cruz que interpretó y que llevó al oído y al alma de los jóvenes del siglo XXI. Ese tema se llama "Aunque es de noche", y lo interpretó como Dios. Rosalía canta muy bien, pero se nota que no tiene personalidad. Como artista única, pero como persona que se mueve en el mundo del arte se ve muy manipulada; no la veo con personalidad, pero sí con naturalidad. Actúa con naturalidad, pero con un discurso aprendido. Con el tiempo madurará, y si trabaja mucho; mucho hasta el límite podrá ser como Doña Lola.

| | Comentarios (0)

60.jpg
© Jader Mantilla

Lo tengo claro, Jader Mantilla está caminando en el puente de las grandes estrellas del Trap. Pero, limitar a este artista a un solo estilo es pecado; él se no limita a un estilo porque arriesga y apuesta por las fusiones y las mezclas como hacen los genios. Su estilo es una macrofiesta, en la que twerka el trap con el reggaeton; un estilo sano con el que conquista a un público joven y exigente. Es un artista in crescendo: ha caminado mucho en el camino de la música, pero le quedan dos o tres travesías a la luna para brillar. Pero, esa luna no deja de ser una metáfora de lo exigente e insistente que es Jader. El artista que se financia sus temas trabajando, dignamente, como pocos lo hacen en este mundo; a él no le hace falta saltar al estrellato como lo hicieron Daddy Yankee o Baby Rasta. A diferencia de estos dos u otros muchos, Mantilla se financia sus canciones, videoclips, publicidad trabajando de camarero o lo que vaya pillando. Es un ejemplo a seguir por su biografía y su obra, que es el ejemplo de reguetón&trap civilizado: "Hay que pasarla bien// Dejar el estrés, //vamos a olvidarnos de lo que pasó ayer", estribillo de Pasarla bien. Esta letra viene acompañada de una voz ronca con un matiz caribeño, un carisma y unos gestos naturales que fluyen hacia la luna. Hoy, fluye como creador. Y en muy poco, será un referente; será una estrella polar.

| | Comentarios (0)

ROCÍO JURADO 60.jpg
Rocío Jurado en la luna, Rocío en el espacio del genial Iván García Illustration.


La diva más humana que ha existido en la civilización moderna se llama Rocío Jurado, la más generosa diva: inclinaba su cuerpo y sus senos de luna ante el público que la abrigaba, mientras en la vida real soportaba la angustia de un manager mediocre o una hija celosa. Rocío habría sido una Dame, como hoy lo es Shirley Bassey, pero jamás le ofrecieron un buen consejo. Quiso tirar de la familia, pero esa misma familia hacía de garrapata pesetera- en vida de la chipionera-; y una vez muerta continúan escupiendo sobre la voz más ancha de la música europea. Rocío es una creadora de estilo, es un artista que solo puede estar a la altura de grandes divas como lo son Streisand o la mismísima Madonna. Y quien no esté de acuerdo, que escuche la mejor versión de Felling existente; cantada por la Rocío más universal, más grande. Realmente, fue grande porque tiró hacia delante teniendo miles de toneladas de cucarachas que la ahogaban en el amor (hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo// lo siento mi amor) y la vida (Ayúdame, ayúdame, ayúdame//señor a caminar //Lucha, lucha, lucha.). La chipionera fue transparente, fue humana, fue buena persona; fue una mujer con ansias de ser libre, pero encarcelada por su familia.

| | Comentarios (0)

FALETE.jpg

Si Falete fuera artista en Irán se habría convertido, clarísimamente, en la reina de las transexuales de Teherán; se habría convertido en un santo, en una postal que se esconde entre los senos de plástico y el sujetador de contrabando de cualquier transexual con ganas de ser libre. Libre, quiere ser libre y por eso miles y miles de ellas escuchan a nuestro Falete cantar por la genial Marzieh mientras todo un pueblo- de progresistas, liberales, radicales y neutros- llora por esa voz que te sacude el alma. Si Ibn Arabi hubiera escuchado a Falete cantar por mi Marzieh le habría dedicado sus contemplaciones. Falete maquillada y paseada, de la mano de su sha, por las calles de Chah Bahar después de recorrer toda la República. <<¡Grande, Falete!>>, grita un pueblo persa en un intento de aclamar a la gran diva española. Tan diva, que ayer montó la de Dios. Se metió con los de arriba. Se metió, y no pudieron hacerle nada. Introdujo su mano torcida en el ojo de los radicales dogmáticos, en un intento de hacer las paces con Israel. Quisieron acabar con ella, pero ahí estaba el pueblo iraní para clamar la paz en nombre de Allah y mi señor Ali. Toda la nación lo apoyó para cantar en Isfahán a favor de la paz con Israel. Todos los transexuales, todos los jóvenes, todos aquellos que querían paz se concentraron en la plaza. Cantó dos canciones en español, otras dos en persa y una en... hebreo. Se armó la mundial, tradujo uno de los poemas de nuestro señor Jomeini, o Rumi no lo recuerdo, al idioma de Netanyahu. La gente lloró, y se produjo una explosión de amor en todo Irán. Todo fue amor, tanto que llegó a Israel: tanto que produjo miles y miles de protestas pacifistas cuyo único lema era la paz entre Israel e Irán: tanto que Irán permaneció en protestas, todo un mes: tanto que Israel lloró, y de esa lágrima nacieron dos o tres ríos que produjeron un millar de manifestaciones: tanto que Israel e Irán, hoy, son una misma nación gracias a la música.

| | Comentarios (0)

Doña María.jpg


María Dolores Pradera es la española más mexicana de este mundo, es la gran embajadora de esa música que llena el vacío- muy vacío- del alma con la sinceridad bolerosa, rancherosa. Murió la esmeralda más brillante de la música, eso dicen. Pero, yo sé que continúa viva más allá de las guitarras desafinadas de este mundo. Ella ha volado a la guitarra eterna, donde su voz es la guitarra gloriosa que hace feliz- sigue haciendo feliz a las personas como siempre- a todos los limeños que le ofrecen jazmines y rosas; a los habaneros que le ofrecen sus puros Cohiba, licores bendecidos por el gran Niño. María canta, mientras los profetas lloran su muerte y los gitanos se rompen sus enaguas. ¡Ha muerto lo más grande!, gritó la gitana con to'a su alma a sabiendas que la escuchaba. María se emociona, ha llegado la hora de cruzar del puente a la alameda. Un río la espera allá por la alameda, la espera él con su barca. Los gitanos la ponen guapa, la limeña le regala un jazmín con forma de salvación (eternamente recordada, esa será tu salvación).

| | Comentarios (1)