los blogs de Canarias7

« ¿Son los costarricenses tan amables como dicen? |Inicio| Workaway, o como viajar de forma económica »

Salvando tortugas

tortugalora2.jpgMuchas veces somos poco conscientes del ciclo de vida de las especies que habitan en este maravilloso mundo en el que vivimos. Muchas veces somos poco conscientes de la repercusión de nuestros actos a gran escala. En estas líneas les voy a contar mi experiencia como voluntaria ayudando a las tortugas a dar sus primeros pasos.

La playa de Ostional

Costa Rica es el país que alberga la mayor cantidad de tortugas lora del océano pacífico. Y la playa de Ostional, es la playa por excelencia elegida por esta especie para desovar. Llegué a Ostional junto a dos amigos, Ana, y Cáhil. Los tres queríamos implicarnos en un voluntariado con animales. Fue cuando conocimos a Greivin, un amable señor que nos recogió cuando hacíamos autostop. Se dirigía a la playa de Ostional, igual que nosotros.

Tenía un contacto en la Asociación ADIO (Asociación de Desarrollo Integral Ostional), fuimos con él y hablamos con el encargado. Muy amablemente nos dejó acampar en sus instalaciones para participar en las labores de voluntariado con las tortugas lora. Durante esos días aprendí muchísimo sobre este animal que tanto me fascina. Pero también me percaté del gran daño que hace el humano constantemente, poniendo en peligro la vida de especies marinas, entre otras.
tortugalora3.jpg

Curiosidades sobre la tortuga lora

Estuvimos de voluntarios junto a unos muchachos que estaban realizando sus prácticas estudiantiles en dicha playa. De ellos aprendí varias cosas sobre la especie de tortugas más pequeña del planeta. La más importante es que a las recién nacidas no se les debe manipular, pues ellas se guían por el olfato. Deben reconocer los olores cercanos a ellas. La arena, el mar, sus hermanas o hermanos... ¿Por qué? Al llegar a la edad de 15 años ya están en la edad adulta, y están listas para continuar con el ciclo de la vida dejando descendencia.

Es mágico saber que recorren kilómetros nadando para desovar en la misma playa que las vió nacer. Por eso es tan importante no manipularlas para que hagan el proceso de llegar hasta el mar de la forma más natural posible. Otra gran curiosidad, es que será la temperatura del nido la que determinará el sexo de la tortuga. Si ésta es superior a 31 grados, nacerán hembras. En cambio, si la temperatura es inferior a 31 grados, serán machos los que nazcan. Además, es una de las dos únicas especies en el mundo que protagonizan las famosas arribadas.

tortuga-lora1.jpgÉstas consisten en la llegada masiva, y sincronizada, a la playa de hembras listas para desovar. Sucede una vez al mes, y coincide con el ciclo lunar. Aunque no se conoce el día exacto, gracias al calendario que mantienen los biólogos, y al ciclo de la luna, se sabe que en luna menguante las tortugas comienzan el camino al lugar que las vio nacer para continuar con el ciclo de la vida. Desde que llegan a las inmediaciones de la playa, pasan 15 días en las inmediaciones. Allí copulan con el macho y se desarrollan los huevos. El día 16 emprenden el duro camino hacia la arena, para escoger el mejor lugar de desove.

Son capaces de poner entre 80 y 110 huevos de una sola vez. Y aquí llega el peligro. Al tratarse de una playa muy transitada, las tortuga lora tienen que hacer frente a varios contratiempos. Muchas veces las propias hembras desarman otros nidos para colocar el sus huevos, por lo tanto, los anteriores mueren. Además, es una playa en la que los buitres campan a sus anchas. Se dedican a comer huevos, y tortugas recién nacidas. Por eso es tan importante proteger los nidos, y vigilar los nacimientos. Ahí entraba yo.

El voluntariado

Las labores de los voluntarios son bien sencillas. A las 5 de la mañana sonaba el despertador. Empieza a amanecer y es el momento en que las tortugas nacen. Principalmente, me dedicaba a espantar a los buitres, para que no se comieran ni los huevos recién puestos, ni las tortugas que estaban naciendo. No es tan fácil como parece, debido a que la playa presenta 7 kilómetros de longitud, hay mucho terreno que abarcar.

Asimismo, otro de las grandes barreras que tienen que superar las tortugas al nacer es la basura. Cada día llega basura a la orilla de la playa, traída por las corrientes marinas. La playa la limpiaba todos los días con sacos de basura. Lo que más recogía eran botellas de plástico, tapones, vasos, garrafas, zapatos, basura en general, y, lo peor, pajitas y palos de chupachups. Esta basura no solo dificulta el acceso de la tortuga al agua, sino que, en el mar, causan grandes estragos. Las pajitas y palos en concreto se les meten por las fosas nasales, causándoles la asfixia.

El alma se venía al piso cada mañana cuando veía la playa sucia. En especial un día, que había tanta basura que fue imposible recogerla toda. Cuando subió la marea, ésta retorno al mar. Y así una y otra vez. Me sentí con el alma rota. Los ánimos por los suelos. ¿Cómo hemos sido capaces de llegar a esta situación? ¿Cómo es posible que afloren las noticias sobre nuevas islas de plástico en los océanos? ¿No creen que debemos cambiar no solo nuestra manera de gestionar los residuos, sino también nuestra forma de consumo?

Nos estamos cargando el planeta con tanto plástico. Cada vez más hay más especies en peligro de extinción. La tortuga lora es una de ellas. Pese a existir grandes números de nacimientos diarios, pocas son las tortugas que sobreviven. Y no me cansaré de hacer un llamado a la humanidad para que reaccione y ponga freno a esta locura. Ya no solo son las especies animales, también los humanos nos estamos hundiendo entre tanta basura. El hiperconsumo está acabando con cualquier tipo de vida en el planeta. Si quieres, puedes leer el informe completo que escribí sobre la tortuga lora en mi web. Además de datos, videos, y fotos de la basura que se recogió.

Yo creo que gente pequeña, haciendo pequeñas acciones, en pequeñas partes del mundo, pueden cambiar el rumbo de las cosas. Podemos cambiar, pero debemos cambiar todos. Hay infinidad de alternativas que podemos poner en marcha para dejar de consumir tanto plástico. Al final, las peores consecuencias siempre las sufren los más desfavorecidos. Todos podemos cambiar.

| | Comentarios (0)

Escribir un comentario

Buscando Hakuna Matata Buscando Hakuna Matata en Facebook

Categorías