los blogs de Canarias7

Inicio| ¿Qué se echa en una mochila cuando te vas por un año? »

El día que decidí emprender la gran aventura de mi vida

2017-11-09-02-17-37.jpg Para quiénes no me conozcan, me presentaré. Me llamo Aroa Quintana, natural de Las Palmas de Gran Canaria desde 1989. Periodista de profesión, y amante de los viajes. Llevaba unos años rondándome la idea de realizar un viaje a lo grande. Desde bien pequeña, y junto a mi familia, he viajado mucho. Seguro que fueron mis padres los que me transmitieron esa pasión cuando me llevaban a cuestas entre islas y a la Península. Pero buscaba una experiencia diferente, apasionante.

Cuando hablaba con algunas personas sobre mis planes de viaje a largo plazo, sobre lo que me gustaría llevar a cabo, me miraban como si estuviera loca. El planteamiento siempre fue viajar con bajo presupuesto, y justo cuando acabase mis estudios. Salir de la zona de confort siempre da algo de respeto, y los miedos de otros fueron proyectados en mi persona. Pero, oye, yo quiero hacerlo, pensé. Si no lo hacía ahora, quién sabe cuándo iba a tener la oportunidad.

El destino

Fue un día mirando documentales en Internet cuando, de casualidad, vi una publicación sobre el país centroamericano de Costa Rica. Hace ya dos años de eso. Me resultaron curiosos varios datos sobre ese lugar del tamaño de la región española de Extremadura. Entre ellos, quizá el que más me llamó la atención, fue la gran cantidad de biodiversidad que alberga en su terreno. En tan solo el 0,03% de la superficie terrestre cuenta con el 6% de la biodiversidad mundial. Convirtiéndose así en el país con mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado a nivel global.

Y no solo esa, y otras cifras sobre su naturaleza, me sorprendieron. También, que es capaz de autoabastecerse con energía renovable todo el año. Y que han creado un plan estratégico para convertirse en el primer país del mundo neutral en carbono en 2021. En mis pensamientos me imaginaba un país con una naturaleza exuberante, lleno de animales en su habitat natural, que tenía que apreciar con mis propios ojos. Además, me enteré que fue el primer país del mundo en abolir el ejército en 1948, para mi, todo un ejemplo a seguir.

El viaje

Intenté no darle muchas vueltas al asunto. Solo tenía que conseguir algo de dinero, y trazar un plan estratégico para poder llevar a cabo mi sueño de cruzar el gran charco que separa Canarias de Costa Rica. Me compré el billete, fue el primer paso. Pero solo el de ida, nunca me ha gustado planear mucho, y quería estar abierta a todas las posibilidades que viniesen. Después me registré en la página Workaway. Una plataforma que pone en contacto a hosteles, fincas, granjas, y demás negocios, con personas que ofrecen una ayuda de trabajo a cambio de alojamiento y comida. Era perfecto. Poder viajar con un presupuesto muy bajo sería mi plan.

El 12 de septiembre, después de haber tenido una despedida por todo lo alto, y de haberme bañado en el charco de la Aldea de San Nicolás mientras celebraba mi cumpleaños el día anterior, cargué la mochila a mi espalda, y tiré para el aeropuerto. La verdad que estaba aterrada, pero intentaba no pensarlo mucho. Además, estaba tan cansada que daba por hecho que iba a pegarme el viaje durmiendo. Y así fue. El itinerario: Gran Canaria - Madrid, Madrid - Londres (con una escala de 6 horas), Londres - Miami (donde estuve dos días en Miami Beach), Miami - Costa Rica.

Costa Rica

Llegué el 15 de septiembre, y mi primera parada fue Puerto Viejo, al sur caribeño del país. Ahí estuve una semana de vacaciones, y adaptándome a la nueva situación. Me enamoré desde el minuto uno. Playas exuberantes de arena rubia, agua cristalina, y flanqueadas por frondosos bosques donde habitan monos, perezosos, y una infinidad de aves. Mi sueño estaba haciéndose realidad. Me puse las pilas para buscar un voluntariado. El primer destino fue en Bocas del Toro, en Panamá, justo en la frontera caribeña con Costa Rica.

La primera experiencia fue todo un desastre, un lugar lleno de basura, caro, y con gente nada amable. Contraste total con Costa Rica. Y, aunque iba a estar dos semanas, al cuarto día empaqué mi mochila y regresé a Costa Rica. A partir de ahí, todas las experiencias posteriores que tuve en workaways por distintas partes del país fueron estupendas. Puedes leer los relatos en mi web.

Durante dos meses y medio visité lugares maravillosos, me sentí como en una película en plena selva. Pero se me acababa el visado de turista, que es válido solo por 90 días, y pensé que sería buena idea visitar Nicaragua. Allí estuve un mes, con una experiencia buena en general, con algunos altercados. Ahora, he vuelto a Costa Rica. Mi hermana se une a esta aventura, llega la próxima semana, y estoy emocionada porque me acompañe.

Nuestro plan, a grandes rasgos es el siguiente: visitar Costa Rica durante un mes, hasta el 10 de febrero que viajaremos al Sur de América. Allí visitaremos algunos lugares de Colombia, cruzaremos a Ecuador, posteriormente a Perú y Bolivia, y finalizaremos el viaje cruzando el Amazonas brasileño en bote durante una semana hasta llegar a Manaos. Posteriormente, a Río de Janeiro, para regresar a España. Galicia será el destino de llegada. Allí pasaremos dos semanas en casa de mis tíos recuperando fuerzas. El 24 de agosto nos vamos, junto a algunos de nuestros primos, a apoyar a uno de ellos a Sudáfrica, ya que va a competir en el IronMan. No sé, pero este 2018 tiene pinta de que va a ser el año de las aventuras. No se pierdan mi recorrido, pueden seguirme por las redes sociales, donde iré mostrándoles las maravillas que entraña este mundo.

| | Comentarios (3) | TrackBacks (0)

0 TrackBacks

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: El día que decidí emprender la gran aventura de mi vida.

URL de TrackBack de esta entrada: https://mas.canarias7.es/blogadmin/mt-tb.cgi/14075

3 comentarios

1

Que buena noticia encontrarte en este periódico. Espero seguir tus aventuras ya que el relato de ellos me tiene enganchada. Suerte y gracias por compartirlos.

2

El camino de la vida es solo un cumulo de experiencias...lo demás son tenues dibujos de , a veces, irrealidades.Lo que cuenta al final es lo que metamos en nuestras mochilas..eso es lo que nos nodela como humanos...el amor con que vivimos o intentamos hacerlo...sigue enseñándonos pretty...

3

Gracias por acercarnos pequeños y preciosos lugares del mundo y también situaciones que no lo son.

Escribir un comentario

Buscando Hakuna Matata Buscando Hakuna Matata en Facebook

Categorías

Blogs de Canarias7

Bardinia

Bitácora de Morera

Ciclotimias

El Futuro y la Alimentación

Retrografías

Soñando con Gattaca

Ventana verde