los blogs de Canarias7

Novedades en la categoría Planeta complicado


Suele decirse que la obsesión por la imagen es propia de nuestra época y que muchas personas venderían su alma por una foto en un periódico, unas imágenes en televisión o aparecer en una película, sea ficción o documental. Es cierto que ahora hay tecnología doméstica que permite resultados de mucha calidad y al alcance de cualquiera (el modo de usarlo es otra cosa), pero la idea de quedar representado es tan vieja como el ser humano sobre este planeta. Para no dilatar la lista, basta solo ver las mil forma de perpetuación que ha habido durante milenios, cierto que solo al alcance de los más poderosos, por medio de esculturas, bajorrelieves, pinturas y todo tipo de imágenes. Hasta en las pinturas rupestres el hombre se representó a sí mismo, así que no es una afición que haya nacido de los móviles. Cuando nació la fotografía, se convirtió en rutina y ya con la imagen en movimiento es casi la constatación de la prevalencia social, aunque esto podría discutirse sobre todo en la televisión. En los albores del cine, los Hermanos Lumiére mandaron camarógrafos a rodar por todo el mundo, y hay imágenes documentales de casi todo desde hace más de 120 años.

villassss.JPGLa demostración de que el gusto por perpetuarse en imágenes en movimiento nació casi a la vez que el cinematógrafo es el hecho cierto y contrastado de que la batalla de Celaya, que tuvo lugar en 1915 y fue una de las más decisivas de la Revolución mexicana porque significó la derrota final de Pancho Villa, fue rodada por camarógrafos llegados de Estados Unidos, detrás de los cuales estaba el magnate de la prensa William Randolph Hearst. El famoso ejército de Villa tenía como una de sus fuentes de financiación a las incipientes productoras del aun más incipiente Hollywood y las grandes empresas periodísticas; muchas batallas se coreografiaban pensando en la filmación, siempre buscando sacar buenos planos del general Villa en pleno combate. Muchos achacaron la derrota de Villa a que estuvo más pendiente de las cámaras que del enemigo, y a partir de entonces dejó de tener peso y cambió el sentido de la guerra. Lo de Pancho Villa era un documental, que acabó mal, pues el general del Norte perdió su única batalla, la definitiva. Por miedo a que se levantara en armas de nuevo, fue asesinado el 20 de julio de 1923. Le cortaron la cabeza, y el rumor más insistente es que se la llevaron como trofeo a su antiguo cliente W.R. Hearts, en el que se basaría Orson Welles para su Citizen Kane. Está claro que esa pasión por salir en el cine no es exclusiva de Pancho Villa, que sin duda era un megalómano, pero ¿cuál de estos personajes no lo es? Aunque claro, Villa es casi un disparate, porque, para que hacernos una idea, se le documentan 23 esposas legítimas y más de dos docenas de hijos, aunque hay historiadores que aseguran que se casó 75 veces (medio estado de Chihuahua debe ser descendiente suyo). Está claro, Pancho Villa creía fervientemente en el matrimonio y en el cine. Por cierto, su cabeza aun no ha aparecido.


caoos5.JPGNo soy vidente, ni tan inteligente como Mozart o Einstein, ni tengo acceso a informaciones privilegiadas que podrían alumbrarme el camino. Es decir, soy un tipo normal, como lo son las personas de mi entorno, con las que hablo y veo que llegan a las mismas conclusiones que yo. Y, claro, me pregunto cómo es posible que quienes se supone que tienen muchos más datos y encima se rodean de muchas asesorías tomen decisiones disparatadas. Como ejemplo pondré que, cuando se celebró la Expo de Sevilla hubo inversionistas que metieron mucho dinero en construir hoteles lujosos que se llenarían durante los seis meses que duraba el evento, tiempo claramente insuficiente para amortizar. Se acabó la Expo y casi todos fueron a la quiebra. Tampoco lo entiendo, si la gente como yo ve de lejos que las cosas iban a ser así, ¿cómo es que grandes grupos empresariales no lo vieron? Pasó con la sobredimensión del mercado digital en la bolsa, dinero de humo que finalmente voló, y pasará con la nueva Ley del Suelo en Canarias, que es pan para hoy (si es que lo hay) y hambre para mañana. Se podría colegir que estamos en manos de gente muy torpe que mete la pata a lo grande sin saber que lo hace. No lo creo, aunque es verdad que cualquier tipo de poder genera ceguera, pero ¿tanta? Me temo que, con más razón porque tienen más datos y más medios, ellos también saben lo que va a pasar, pero se dejan llevar por la inercia o quién sabe por qué. Tal vez sea verdad que el mundo es una novela escrita por un loco y todo sigue funcionando por la lógica del caos.


zzzzmuelleferry.JPGLos problemas con los inmigrantes en Canarias comenzaron lógicamente en las dos islas más cercanas a Africa, especialmente en Fuerteventura, que es adonde llegaban las primeras oleadas. Canarias está a 100 kilómetros de Cabo Jubi, y la travesía en patera desde el continente es corta, aunque no deja de ser peligrosa, porque el mar es siempre un enigma, sobre todo cuando es navegado por una embarcación tan endeble. Hay organizaciones que se dedican al mercado de personas, una moderna versión de los esclavistas que asolaban las costas africanas en busca de mano de obra. La diferencia es que aquellos negreros capturaban a los pobres desgraciados que cogían a la fuerza, ahora estos deben pagar una cantidad de dinero que a veces resulta inalcanzable.

Por si ya no tuviésemos bastantes problemas de cercanías, Marruecos se propone establecer sus aguas territoriales también en la zona del Sáhara Occidental. No tenemos ni idea de cómo va a afectar esa medida a nuestras aguas, mientras los sucesivos gobiernos centrales miran para otro lada cada vez que se les pide una ordenación del mar en Canarias. Viendo lo que ha hecho Rajoy con el asunto de Cataluña, me temo que podemos esperar sentados que tome alguna decisión, y menos cuando Marruecos está en liza, mientras los partidos nacionalistas canarios le ayudan a ir salvando sus obstáculos para permanecer en el poder. De verdad que no lo entiendo.


a66634ggs.JPGEs evidente que por la boca muere el pez. A veces quien habla o escribe queda retratado sin darse cuenta porque el inconsciente le cuela una expresión o incluso una palabra que lo desnuda. Hay otra manera, y en este caso la desnudez se produce precisamente cuando se pretende argumentar sobre un asunto, pensando que es a favor pero... Cuando uno lee o escucha estas frases, sea en forma de sentencia que pretende ser coartada, sea como pregunta más o menos retórica, ve que quien habla así se está definiendo. Son frases que no por choteadas son menos trazadoras de la personalidad de quien habla, del tipo "los ateos tienen que entender que hay respetar todas las creencias religiosas", de donde se deduce que no hay por qué respetar a los ateos, cuando salen a colación las escasas denuncias falsas sobre violencia machista mientras docenas de mujeres son asesinadas, o esta, que es un clásico: "Tengo amigos homosexuales y son gente cojonuda".

Y así, muchas más, referidas al racismo, la xenofobia o cualquier otra muralla cerril de los humanos, aunque las que se llevan la palma son las tres que aparecen un día sí y otro también:

* ¿Cuándo se celebra el Día del varón trabajador?

* ¿Por qué tenemos que dar asilo a los refugiados si aquí hay paro?

* ¿Para cuándo el Día del Orgullo Heterosexual?

Si no fuera tan triste lo que tratan de esconder y que sin querer los delata, es para partirse de risa. Pero no, es para llorar.


¡Pasen y vean, damas y caballeros, niños y niñas! No se confundan, este no es el mayor espectáculo del mundo, es el más fabuloso y genuino carrusel de atracciones, variedades y actuaciones jamás vistas una detrás de otra. Estos días han sido de una actividad artística extraordinaria: el ministro Montoro, sin red ni arneses de seguridad, a cuerpo libre, no solo desafía la ley de la gravedad de los tribunales que declaran ilegal su amnistía fiscal a los defraudadores, sino que en una exhibición de funambulismo cuenta chistes sobre zanahorias y burros elípticos. Rajoy ha tenido algunas actuaciones memorables, donde realiza un número único en el mundo: aporta unas palabras al azar y quien escucha las coloca a su antojo y puede formar la frase que le dé la gana.

espectaculo22.JPGOtros artistas hacen números de escapismo, de malabarismo y hasta de tragasables. Luego hay comedia, dimes, diretes, frases ingeniosas y altisonantes, payasos y fieras amaestradas. De todo. Y no hay que olvidar el fin de fiesta del miércoles 28, en el que artistas del presente y del pasado se han reunido en el palacio del espectáculo más conocido como Congreso de los Diputados (hay diputadas también, incluso una de ellas es la presidenta). Solo faltó el anterior jefe del circo, pero todo quedó muy bien, pues hubo metáforas de lealtades, separatismos varios y hasta silencios muy expresivos. Magnífico todo. Son unos artistas excepcionales, capaces de llenar horas y horas de entretenimiento de gran nivel. Si, además, dedicaran algún ratito a legislar y a gobernar ya sería la leche.


Resuenan en la bóveda de la memoria colectiva palabrones como dignidad, justicia, decencia y otra docena que vienen a significar lo mismo: nada. Y es así porque encubren intereses, manipulaciones y un saqueo inmundo que no parece importar debido a la ignorancia programada de una sociedad que no se respeta a sí misma. Los partidos políticos hacen y deshacen a su antojo, los poderosos conforman una especie de aristocracia del dinero, que finalmente es aceptada por esa sociedad que de alguna manera acaba justificando sus desmanes. De otra manera no se comprende cómo es que una parte importante del pueblo catalán le siga el juego a unos voceros capitaneados por personas de un partido que siempre se quedaba con el tres por ciento, o que un partido que tiene mil personas en los juzgados por corrupción siga ganando las elecciones y gobernando, o que... Tantas infamias que, aunque armen mucho ruido mediático, se quedan en eso.

dinerrro.JPGY no hay consecuencias, nada cambia, y cuando algo se mueve es a peor: reforma laboral, abandono de los ancianos, exilio de la juventud, salarios de miseria... Y siguen hablándonos de dignidad, justicia y decencia los mismos que siguen recortando derechos y haciendo el Robin Hood al revés, saqueando a los pobres para engordar a los ricos, que a estas alturas no sé dónde van a guardar tanto dinero. El colmo de la locura, la humillación y el entreguismo es que se recojan firmas para exigir al gobierno que no se investigue el presunto fraude fiscal de un futbolista multimillonario, porque el chico se siente perseguido y quiere irse de la liga española. Que sí, que hace muy bien su oficio de futbolista; y al decir esto se da por supuesto que la Agencia Tributaria, que debe ser implacable con personas que trabajan y también hacen bien su trabajo en sanidad, educación, agricultura o panadería... tiene que ser magnánima con los superhéroes que meten goles. Pues conmigo no cuenten si eso es lo que entienden por dignidad, justicia y decencia. También les encanta la palabra patria, que a estas alturas debe de ser lo mismo: mucho ruido y más indecencia, más injusticia y mayor indignidad, con el aplauso de los siervos educados para besar la bota que cada día les da una patada en el culo.


Se ha vuelto a poner en el disparadero la propuesta de nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias como consecuencia de los compromisos firmados en los acuerdos previos para aprobar los presupuestos de 2016 en las Cortes Generales. Hemos dejado el asunto en manos de los partidos políticos, que nos tienen acostumbrados a pasarnos sus intereses por delante de los de la gente. Cualquier asesoría pasa por instituciones que generalmente suelen ser el cortijo de unos pocos, y a la vez se manejan elementos que tienen que ver con la economía, la fiscalidad o la representatividad por islas y valor del voto en cada una de ellas. carburo77.JPGY todo eso está muy bien, es organización, aunque tendría que ser un segundo estadio, pero no se habla de lo esencial, y así escuchamos unas voces que celebran como gran victoria que puntualmente se haya conseguido algo más de dinero para Canarias, otras que corean la cantata de siempre, alrededor de los poderes económicos imperantes (que determinan la política por desgracia) o se establecen apuestas sin premio a ver quién es más radical, más intransigente o más aborigen que nadie. El poder establecido trata de acallar esas voces haciendo hincapié en la llamada cultura popular, y así vemos que nuestros políticos van de romería en romería, lanzado conceptos que supuestamente abonan la canariedad, que yo todavía no sé lo que es, pero que por lo visto existe.

Por defectos de estructura, por desidia de unos y por empeño de otros, Canarias quedó hace muchos años exclusivamente en manos de políticos, y hoy es la hora en la que casi nada sobrevive fuera de la política, siempre partidaria y enganchada a objetivos que dan la espalda al interés general. Por eso, entiendo que el nuevo Estatuto debe pasar por el tamiz de la cultura, solo así responderá a las necesidades de Canarias, porque es la cultura la que fija las bases de las colectividades. Su recorrido no puede limitarse a un intercambio de cromos sobre cuotas electorales o caprichos de este o aquel líder. Parece que echo las culpas a los políticos solamente, pero ya he dicho que ha habido desidia de quienes tienen la obligación de poner voz a la gente, que no son solamente los poetas y los pintores, sino también los científicos, los profesionales y entidades como las universidades o los centros de indagación de toda índole. Y es que al final, lo que ha ocurrido es que la política incide en la cultura, cuando tendría que ser necesariamente al revés. Así ha salido el borrador del Estatuto que va hacia Madrid donde necesariamente empeorará porque en cualquier parlamento estatal, tenga la composición ideológica que tenga, siempre actuará una fuerza centrípeta que tratará de embridar cualquier iniciativa que reste poder al Estado. Por eso habría que llevar un borrador mucho más ambicioso, que las rebajas vendrán con toda seguridad, sea quien sea quien gobierne en España.


En otras épocas, la protección de la cultura tenía más que ver con el capricho de un rey, un papa o una duquesa que con el mercado, que se inició en el Renacimiento, cuando empezaron a hacerse funciones musicales o teatrales al público, con una entrada que pagar o con un caché financiado por un mecenas. Los pintores, escultores y arquitectos se hacían con una clientela entre los más pudientes, y esto fue determinante, por ejemplo, en la pintura flamenca, pues en Flandes los ricos comerciantes encargaban cuadros y tapices y de esta manera se establecía una oferta y una demanda. En el siglo XXI la cultura también es negocio de una forma general, es un nicho de empresas y un surtidor de puestos de trabajo. Este mercado es cada vez más globalizado, controlado a menudo por multinacionales o en el caso de España por grandes empresas que a su vez son tributarias de otras de mayor calado. Es raro encontrar hoy una discográfica, una productora de cine o una editorial que empiece y acabe en ella, suele formar parte de un grupo empresarial multimedia en el que hay cadenas de radio y televisión, editoriales de libros de todo tipo, productoras audiovisuales y empresas paralelas dedicadas a la distribución y al marketing.

6tfbn,Nueva imagen.JPGCanarias es una terminal de ese mercado global, y funciona un mecanismo similar a las muñecas rusas hasta que llegamos a la más pequeña: el mercado canario-canario. Entonces nos tropezamos con el problema de que este es un territorio pequeño y fragmentado, y el público a quien se dirigen las producciones culturales es muy reducido, mientas que los costes son iguales que en Madrid. Esa fragilidad es la que determina que haya apoyos, siempre tan criticados en la cultura y tan bendecidos en el deporte, el comercio o cualquier otra actividad. Y más que dinero, lo que se necesita es un proyecto cultural apoyado en y desde todas direcciones. Pero no existe ni ha existido nunca, más bien al contrario, porque esas actividades en las que se hacen fotos los políticos siempre son flor de un día que no sobrevive a unas elecciones o que ni siquiera llega a formularse más allá de cuatro frases sin contenido. Cada vez que alguien trata de poner a funcionar alguna idea que vaya en esa dirección, la desidia se alía con los que quieren mantener el status quo y con los dinamiteros. Y es por ello que estamos en un territorio en el que dar a conocer la cultura es complicado porque hay un desprecio casi endémico, y palabras como artista, poeta o intelectual suenan a menudo como un insulto, porque así se propicia. Es lo que hay.


manuscritohh.JPGEste texto de predicciones en el tiempo habla de las soluciones que España necesita desde el punto de vista institucional, territorial, económico y humanitario. Está tomado de unos Códices in posterum y provienen de las Kirghiz Inscriptions del siglo I, vertidas al latín por un discípulo del filósofo romano Musonio Rufo y rescatadas después de su pérdida medieval desde los árabes, por el traductor Roberto de Chester, que fue arcediano de la catedral de Pamplona. Doy estos datos para que se vea que toda esta gente era de orden, vamos, de derechas. El texto transcrito suena como una profecía de Nostradamus que hay que aquietar, sazonar e interpretar.

Suena así (advierto que el latín es de la zona de por detrás de Morro Jable):

"Shakira cantata Piqué descender Cuelgamuros Primarias Petrus. Elevare salarium, Franciscus exhumo. Pujolis Sic transit gloria mundi Isabela Secunda Canalis. Ferrera et Pastoris. Despacitus Luis Fonsi. Valle Joseph Antonius Ferrusola aparitione Concierto Vasco. Cholus Aguirre presupuesto. Belenis Estebanus Messi motione censura Eurovisión".

Interpretación del Comité de eruditos convocados al efecto en un bar que hay subiendo a mano derecha del Barranquillo de Don Zoilo, donde ponen unos chocos en salsa que te mueres:

"¿Paquestánconeso? Chacho, Chacho..."


Se cumple este 13 de mayo un siglo de las primeras apariciones de Fátima, en la aldea portuguesa de Cova de Iría. Si todavía se sigue especulando con todo lo que sucedió en los meses siguientes, hasta el 13 de octubre, cuando se produjo la muy nombrada danza del Sol que fue fotografiada por periodistas británicos, no es difícil imaginar lo que significó entonces, aunque solo fuese a través de los periódicos, y especialmente en un país cerrado y ultracatólico como era entonces España. Sobre lo ocurrido allí se ha especulado mucho, se ha tratado no solo desde el punto de vista religioso, sino también se ha entrado desde lo esotérico y hasta desde otras disciplinas cercanas a la ciencia-ficción, mezclando posibles visitantes alienígenas.

Fotos prueba Fátima.JPGEn cualquier caso, fuese una alucinación colectiva o un hecho al que entonces no se le supo dar explicación, Fátima se convirtió en un asunto relacionado con anuncios apocalípticos, cartas escritas desde su celda por una de las niñas visionarias ya convertida en Sor Lucía y un ambiente de inquietud -otros hablan de manipulación- que ha recorrido todo el siglo, con estaciones puntuales en el año 1960, cuando se decía que se abriría la famosa Tercera Carta -que no se publicó entonces- y cómo al final del siglo se ha relacionado el atentado contra el Papa Juan Pablo II con el obispo ensangrentado del que hablaba la carta. Por ello, dediqué un capítulo de mis Crónicas del Salitre al episodio, visto desde la pequeña ciudad isleña que era entonces Las Palmas de Gran Canaria, con un testigo de ficción pero muy probable que es el poeta, narrador y periodista Rafael Romero, conocido en nuestras letras como Alonso Quesada. Para quienes tengan curiosidad, enlazo el capítulo mencionado.

Las apariciones de Fátima.pdf

Archivos mensuales

Blogs de Canarias7