los blogs de Canarias7

« Irán, la tormenta solar, los cataclismos... |Inicio| Fraga sobredimensionado »

¡Viva Covadonga!


Marcialito, un parroquiano habitual de la partida vespertina de dominó, entró alarmado porque había escuchado en la radio que Alvarez Cascos había convocado nuevas elecciones en Asturias.

-Es prerrogativa del Presidente, como en todas las comunidades autónomas, disuelve el Parlamento y deja que el pueblo hable otra vez -explicó don Eladio, otro contertulio, muy redicho y entendido porque había trabajado en una notaría hasta su jubilación.

-Pero si apenas hace seis meses que hubo votaciones.

-Ya, cosas de la democracia, amigo Marcial, donde las dan las toman.

zzz2232907_640px[1].jpg-Perdone que le diga, don Eladio, esto más que a democracia me suena a pitorreo. El hombre presenta un presupuesto y como no se lo votan se emperreta y ¡hala! a hacer otro gasto. Pero ya la caja del dinero tiene telarañas.

-Hombre, dicho así parece que no es práctica la democracia, y no es así, hay que defenderla.

-No me líe, don Eladio,que lo veo venir. Yo soy un demócrata, pero esta democracia tan controlada por los partidos políticos, que hacen y deshacen, no me parece buena. A veces ni siquiera me parece que sea democracia.

-Es que la otra opcion es un estado totalitario.

-¡Y dale! Pues no, don Eladio; ese cuento de que quien no piensa como yo es un fascista o un stalinista no cuela. Aquí se pide mucha flexibilidad para despedir trabajadores pero no para las listas electorales.

-No me irá a decir que es uno de esos perroflautas que se hacen llamar Indignados.

-No se hacen llamar, es que están indignados, y con mucha razón, aquí por lo visto todos somos culpables menos los que cada día son más ricos.

-Bah, bah, el típico dicurso facilón. Madure, Marcial, madure.

-Don Eladio. Esto es un ¡Viva Covadonga!

-Querrá decir Cartagena...

-No, ¡digo Covadonga, carajo! ¡Ponga ficha y no me corrija!

Escribir un comentario

Archivos mensuales